18.4.13

82- apedazada

82-F1.2M-130415-apedazada-164... 212-121006-Cedrillas-023


:::

cuando el remiendo era más grande que lo estropeado 
 se preguntaba si valía la pena arreglarlo

la respuesta era obvia 
siempre que valores, que quieras, que estimes

vale la pena

:::






34 comentarios:

  1. Así es, a veces no hay más opción que remendar...
    qué áspero parece el remiendo de tu foto! pura textura!

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  2. Que buen contraste Esmeralda...El límite para los remiendos lo ponemos nosotros. A mi me encanta lo antiguo, lo viejo, lo de antanño...Yo restauraría sin fin...Abrazos pp y a disfrutar...!!!

    ResponderEliminar
  3. Se van acumulando remiendos uno tras otro, pero este yo creo que vendrá bien por el tamaño, la belleza de su disposición tableada y su textura.
    Que la naturaleza te siga inspirando.

    Un abrazo, Esmeralda ;)

    ResponderEliminar
  4. Asi es .... todo tiene arreglo y más si lo proponemos, es una buena aptitud y muy positiva.

    Tambien es cuestion de que la otra persona ponga de su parte,,,, de lo contrario mal asunto.

    Un abrazo y cuidate.

    ResponderEliminar

  5. Me gusta esa contraposición de lo natural y lo artificial, artificioso. Nos permite valorar la belleza, de ambos elemento... en una desigual batalla.
    La valoración del remiendo siempre dependerá de aquello que se ha roto. Tal vez, en algunos casos, no valga la pena. No obstante, el considerar la simple posibilidad ya es un avance... no todo debe estar perdido.
    Veo que le estás cogiendo gusto al B&W. estupendo.

    · A·P

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  6. Al menos es un remiendo encantador, me gusta tu bella composición! Besos.

    ResponderEliminar
  7. Claro que merece la pena...
    Besos amore!

    ResponderEliminar
  8. En este caso el remiendo se hizo para que tu lo fotografiases; luego el remiendo valió la pena. Un saludo,

    ResponderEliminar
  9. eres original con el motivo de tus imágenes. por lo menos a mí me llaman la atención.

    ResponderEliminar
  10. Soy de la opinión pero a veces se llega al límite....Un saludo desde Almería.-
    http://visual-anjespinosa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Qué bien lo has visto y cómo nos haces pensar, eh? :-)

    Depende de cómo se remiende, merecerá la pena, a veces "el remedio es peor que la enfermedad".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Moltes vegades un mal necessari. L'has captat molt i molt bé.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
  13. Obsolenciencia programada con ese nombre no me extraña que se quiera remendar, muy ingeniosa.
    Un saludo
    OBSOLESCENCIA.

    ResponderEliminar
  14. Absolutamente cierto lo que dices, si vale la pena, vale la pena.
    Salu2

    ResponderEliminar
  15. ...desde luego que sí!
    Excelente, una vez mas, tu fotografía. Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  16. A veces, debemos pensar si merece la pena recomponer lo que ya esta demasiado deteriorado...vale la pena. Tu foto es clara.

    Mis besos

    ResponderEliminar
  17. Sí, hay cosas que tienen un valor sentimental muy grande y de las cuales no nos desprenderíamos nunca. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Por esas buenas texturas, por el B/N, por esas palabras bien vale la pena remendar para seguir adelante...

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. sin lugar a dudas un interesante planteamiento.
    saludos agradables imágenes.
    kpax

    ResponderEliminar
  20. Esmeralda, solo el alma no se puede remendar, aunque algunas palabras ayudan a que ése hoyo que nos quedó sea menos grande. Es ahí donde aparecen los verdaderos amigos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  21. La foto me gusta, lo que no tengo tan claro es si el remiendo mereció la pena, aunque haya sujetado los pliegues de la montaña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Siempre hay que intentar remendar...nos agrada ver el resultado.
    Gracias por tus ánimos:))
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Penso que por vezes os remendos bem feitos e com arte, que é este o caso, resultam em pleno!
    Às vezes vai-se fazendo tentativas até chegar à cor, à forma, à textura mais conveniente. Se merece a pena? Escreveu o poeta Fernando Pessoa
    "Tudo vale a pena se a alma não é pequena"! Um abraço.
    M. Emília

    ResponderEliminar
  24. Siempre y cuando no vivas en una sociedad de consumo, en la que nos vemos obligados a sustituir los objetos, programados para que duren poco, en vez de arreglarlos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Nada igualará a la Naturaleza.
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Como dices, depende del Valor que le des.

    manolo

    ResponderEliminar
  27. Siempre vale la pena amiga.
    Un fuerte abrazo y muchas gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  28. Son tiempos donde es necesarios olvidar (abandonar para siempre) la rentabilidad, el crecimiento económico y el enriquecimiento de unos cuantos por el bienestar de la mayoría, pro crear una alternativa a largo plazo y por apostar por otro tipo de país, solidario y comprometido, que aún no siendo puntero pueda ser un buen lugar para todos ...
    Que fuerza tiene la fotografía que subes Esmeralda
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Me gustan los remiendos porque siempre hay que ingeniárselas para que algo sirva en vez de tirarlo. El remiendo de tu preciosa foto es muuuuy grande, pero a grandes males, grandes remedios.
    Y tu reflexión como siempre llena de poesía y belleza.
    Un gran abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  30. Hola, me llamo Tony, me ha gustado mucho tu forma de fotografiar y las imágenes expuestas son geniales y muy peculiares...encantado de conocerte.

    ResponderEliminar
  31. Ese remiendo puede que sea la única solución para que no desaparezca una montañ. Lo importante es pararse a reflexionar el valor de lo que perdemos dejando que se desmorone.

    Que bien, Esmeralda, te intuyo con muchas ganas de probar nuevas maneras de mirar y encuadrar. Me gusta.

    Un abrazo, guapa.

    ResponderEliminar

Gràcies per deixar les vostres paraules i compartir el vostre temps.